Representantes o caudillos

El mero hecho de votar no convierte al elegido en representante. A diario, los ciudadanos votan sobre las expulsiones de programas de televisión, y eso no convierte a los concursantes en sus representantes. Representar es un proceso en el que se requiere la participación activa de dos partes: la de quien asume ser representado y la de quien sacrifica sus propios intereses para defender los de otros. Si esto no ocurre, podemos hablar de que al votar se escoge democraticamente, cierto, pero no representantes.

etiquetas: 15m, congreso, democracia, constitución

votes

» noticia original

Esta entrada fue publicada en 15m, congreso, constitución, democracia, política. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>