Más resignados que indignados

Un año después de su nacimiento, el Movimiento 15-M acaba de demostrar que sigue vivo y activo, que sus reivindicaciones gozan de un amplio apoyo social, principalmente de jóvenes, pero su mensaje solo cala en las ciudades. El carácter urbano se confirma al menos en Extremadura después de entrevistar a jóvenes de varios pueblos extremeños. En común, su visión del futuro en el pueblo: "muy negro", y su poco empuje para reclamar lo que cientos de ciudadanos andan gritando en la calle, un cambio.

etiquetas: 15m, rural, pueblos, extremadura, juventud, paro

votes

» noticia original

Esta entrada fue publicada en 15m, extremadura, juventud, paro, política, pueblos, rural. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>